lunes, 9 de junio de 2008

Eva Gómez. Dulce Canto en Voz Poética. La Promesa.



La Promesa.

De mi poesía eres la rima

de mi canción melodía,

sinfonía de inspiración

en mi estación de melancolía.

Tú, que conviertes mi valía

en pura y clara oración;

que aunque mi alma deslía,

recitarla día a día me desgarra el corazón.

Y mientras canto,

con tesitura de sutileza

yo te hago la promesa

de que estaré siempre a tu lado.

Y sin límite de años,

pues es eterna mi entrega

como eterna es la destreza

con la que me has cautivado

De mi cobardía eres la huida,

de mi dolor el estigma;

herida sin sanación

que en mi desesperación

desvela mi valentía.

Tú conviertes mi cortesía

en una declaración;

de una loca que en su día

dará por ti hasta la vida

si palía tu prisión.

Y mientras canto,

con tesitura de sutileza;

yo te hago la promesa

de que estaré siempre a tu lado.

Y sin límite de años,

pues es eterna mi entrega;

como eterna es la destreza

con la que me has cautivado.

...la luz naciente, inunda con la estación claridad el tropel bullicioso de la ciudad. Tu voz se eleva como los pájaros en el cielo celeste de este mediodía...

Si adviertes la palabra embellecida,

es por que la deje arrastrar hasta ti.
y ya en tu boca, se meció en los labios.
Sólo tuve que perderme en ella
y continuar hasta la raíz del gesto,
ese que media entre tu sonrisa abierta
y la voz albergada de deseos.

Si contemplas la paz que pende
de los acordes de tu guitarra,
y asoma en su sinuoso cuerpo
un halo transparente de nostalgia,
no temas que la lágrima acuda
presurosa y rauda, al encuentro
de tus versos y mis palabras.
Ella alivia de un sólo golpe
la ansiedad por contemplar tu alma.

4 comentarios:

loca_poetisa dijo...

Vengo en busca de tus 'Perlas de Lluvia', a empaparme un ratito como ya es costumbre...

Y siento repentinamente el halago inmerecido al fugaz golpe de vista:
¡¡¡De nuevo ando en un lugar privilegiado de tus notas!!! De nuevo tus bellas palabras, como coloreando con revoloteos algunas mías. Siempre un honor, también es cierto.

Así que después de desprenderme de mi abierta sonrisa inesperada... Me acabo preguntando: "¿Qué hice yo para merecer esto?"

En todo caso:
Mil gracias, querido Pedro.
Es un gran privilegio 'conocerte'.

tu amiga,
Eva Gómez

Saray Pavón Márquez. dijo...

Pedro. Me han pasado este vídeo y, las perlas de la lluvia me recordaron a ti, te dejo el enlace http://es.youtube.com/watch?v=booXHJxK3Fs :)

Pedro Luis Ibáñez Lérida. Sevilla. dijo...

... todo es merecido, porque todo se envuelve en tu voz, que acaricia el murmullo cercano de éste que le gusta escuchar y sentirla ...

Gracias a ti, Eva. El privilegio si es mutuo se convierte en dicha.

Un beso de vida.

Pedro Luis Ibáñez Lérida

Pedro Luis Ibáñez Lérida. Sevilla. dijo...

"Yo te ofreceré Perlas de Lluvia
del País donde nunca llueve".

El agua sobre tu rostro,
es vida, que fluye y retoza,
en la paz de tu cauce.
En él se recorta mi cintura
en dos mitades:una dentro
y otra fuera de ti.

Gracias por tus ofrecimientos y REcuerdos.

Andando en los BErSOS.

Eres increíble.

Pedro Luis Ibáñez Lérida