miércoles, 30 de abril de 2008

Si escribo mis versos

Si escribo mis versos
pregunto sin duda,
y en ese acertijo,
que no acaba nunca,
siempre está tu palabra,
tu perfil y tu nuca.

martes, 29 de abril de 2008

Discurre como un endriago

Un faro quieto nada sería
guía, mientras no deje de girar
no es la luz lo que importa en verdad
son los 12 segundos de oscuridad.

12 segundos de oscuridad. 2.006. Jorge Drexler..


Discurre como un endriago
esta mitad de cuánto soy
que no perece ni oculta.
La bestia contiene,
en el recodo de su sombra,
su aparente docilidad
que guarda para sí.
Cuando más supuesto es
su blindaje animoso,
aparece la tristeza
y le clava en su alma
la breve encomienda
de víctima de sí misma.



Ferbenlaare. Daniel Richter. Lütjenburg. 1962.

lunes, 28 de abril de 2008

He pensado que...

He pensado que... tu y yo...podríamos... ir a algún sitio, juntos... uno de estos días. Hoy. Ahora mismo...

Reflexiones de la película La vida secreta de las palabras




Se abrevia la fugacidad
de las nubes distraídas,
si la mirada se abraza
al desenlace de lo imprevisto.
Así, la procacidad desalentadora
es convertida, sin escarnio,
en trepidante escalpelo
que nos abre a diestra y siniestra
como Anthony and the Jhonsons
y La vida secreta de las palabras.
Su voz inacabada y el piano ascendiendo,
como torrentes irrefrenables
que nos atrapan y envuelven
en la soledad del dolor.
Pero la última huella,
el rastro apenas perceptible,
dejan abiertas las puertas
a Las Palabras que aman.
Ya nada sucede a nuestro derredor,
simplemente, la vida está en tu iris.


... viene a despojarse de las dudas, a empezar el acierto, a orientar su existencia, a describir La Palabra como necesidad de ti. Sin embargo, este camino se hace doloroso, y empecinado. Es un embeleco, si no consigo dejarme a mí mismo, y arrojarme desnudo al lugar que me sugiere tu voz, la de todos los tiempos. Esa que sólo te escuché a ti. Y ahora, quiero oír más allá. Porque siento, que ya no se separará de mi.

La brisa recorre tu espalda


La brisa recorre tu espalda
ahora que todo es ausencia.
Y si tus poemas ya no se encuentran
en los míos que deje de escribir,
quiero creer que aún defino,
con la precisión de las caricias,
los últimos que me leíste,
aquellos que fueron nuestros,
y, hoy, leo en tu libro.

jueves, 24 de abril de 2008

Alguna vez os habéis sentido tan felices

"¿Alguna vez os habéis sentido tan, tan felices, que habéis pensado que jamás os sentiriais tan felices. Vuestra vida ha llegado a una perfección total, que quizá no vale la pena buscar más? yo si que he encontrado esa felicidad."

¿Alguna vez os habéis sentido tan felices que ya no vale la pena vivir más?
Reflexiones de la película Tu vida en 65´





Vimos que la estrella
-fría y distante-
agigantaba el cielo,
surcando en errático viaje
la plenitud del silencio
¿Acaso la brevedad
disponga ser así
por su intensidad sin recelo?
Somos lo que un suspiro
no pudo ser sin lamento.
Vimos en el cielo nocturno
-extendido y sereno-
atravesar la voz del tiempo, y
en nuestras acuciantes manos
estaba todo el bello Universo;
asumimos en la mirada
mientras refrescaba el suceso:
en tus ojos hallé presente
la Vía Láctea al completo.


... no hay empuje rectilíneo, ni siquiera la mera sombra de su desplazamiento sobre la verde hierba del parque, en la que anoche me estiré. Y que ahora, será una alfombra mullida y cálida por el sol del mediodía. Pero ayer, el fugaz recuento de nosotros mismos, se hacía eco en la indescriptible soledad de las calles. Allá arriba, una vez mis ojos dejaron atrás las ramas de los árboles y la bruma azul, quise perderme en la oquedad eterna del vértigo que nos alumbra, y también nos hiere. Porque no hay dolor sin su cura y su marca. Éste nunca sucumbe ni se arredra. Y cuando más te sabes tú, no puedes ocultar que la incertidumbre está próxima. No hay distancias que inviten más a la lejanía que, a sabiendas, dejarnos morirnos sobre el espacio que ocupamos. Y en esa muerte, sin más sentido fatal que ninguna otra, entender los notiempos en el abrazo que nos viste, abriga y conforta. Entonces, sólo entonces, la muerte es vencible, débil. Y su fragilidad es mayor, si aún el abrazo se hace más intenso, sin dejar ningún resquicio que nos duela...

notiempos. Idea original y concepto vivencial y estético de la Poetisa Saray Pavón Márquez

miércoles, 23 de abril de 2008

Tu mano abierta, y mis dedos

Tu mano abierta, y mis dedos
recorriendola pliegue a pliegue,
marca a marca, línea a línea.
Transitada por la necesidad
expresiva de escribir mi tacto,
y soliviantar el tuyo dormido.

Las manos se entrelazan,
se estrechan, se acogen,
abrazándose en el ritual
iniciado, hace tiempo
en nuestras bocas.

martes, 22 de abril de 2008

Los días celestes de abril.

A la memoria de mi padre.

Los días celestes de abril
han terciado en las nubes
con una amalgama caprichosa
de viento sol y lluvia.
Y tú, has estado en ellos,
mezclando el de tus ojos
con el azul del cielo.

El mismo que en el espejo,
veo reflejar de los míos
que palidecen por tu recuerdo.

lunes, 21 de abril de 2008

Hoy , no he visto tus ojos como siempre

Hoy, no he visto tus ojos como siempre,
quizás, una mirada algo distraída,
como asomada desde una barandilla
hacia el hueco de la escalera,
sin un destino cierto.
Y, aunque sonreías, denote
un aire distinto, no era el tuyo,
traías la llovizna sobre las mejillas,
y el semblante de cielo entreabierto,
describía el distante eco de tu voz.
Tal vez, sean apreciaciones infundadas,
o temores que se hacen, al igual que éste, versos
Lo siento... albergo tanto de ti,
que no puedo evitar recrearme,
coincidir con ellos y escrutarlos.

sábado, 19 de abril de 2008

Trenes parados

que no tiene reparo
y se adentra
en cada parte de mí.


No hay distancias
que nos separen,
ni luz que brille más
que la de tus ojos,
en esta oscuridad
que nos encuentra
de manos atadas
e inspiración abierta,
que describen el perfil
de tu boca
y te recorre
de tobillos a nariz.


Es una dicha
oculta y certera,
que me envuelve
en las noches
y me arrastra
sin medida
a un hueco
de la estación
en la que espero
que tu corazón me asalte
para que empiece
de nuevo la vida
que se agolpa
en mi pecho vibrante,
de trenes parados
y mirada esquiva,
que se aprieta con fuerza
en tu hombro
y en mis labios
de ti sedientos,
que alumbran el deseo
de los tuyos.


En mis manos
se para la palabra
que seduce
cuanto nombra,
que día y noche
me habla de ti
y me acompaña
con tus poemas
desde la cena al desayuno,
desde el trabajo hasta la cama
debajo de mantas y esperanzas
abrigado y sereno bajo tu pecho
de flor desnuda y sincera
que embellece la madrugada
que se aleja
y amanece conmigo
y el alba
para seguir estando
en tu boca
que se parece
a la mía.


En un sólo contorno
se asoman
sin velos ni aliento,
conteniendo el intenso pálpito
de tus manos entrelazadas
a las mías,
que se abren paso decididas,
que me acunan y cobijan.


Esperan impacientes el milagro
de encuentro de trenes parados
que nos dejan mudos.


*Un "Cadáver exquisito", noche de trenes parados y silencios compartidos.

viernes, 18 de abril de 2008

La jacaranda mece la paz nocturna

... gracias por hacer de los silencios, un hermoso tránsito a la generosa inmensidad de tu alma, y por generar un universo único en mi pecho...

... y quise escribir y amar más que nunca...


La jacaranda mece la paz nocturna,


enhiesta, arraiga, insomne.

Su estampa troquela la prestancia

de este hecho continuo que en tí

renace, pues viene de otro tiempo,

que en el presente también es nuestro.

Repetimos el suceso que otros ya fueron,

y la línea prosigue inalterable hacia

aquellos que serán como fuimos:

un fogonazo delator del próximo momento.

La ardiente palabra arrulla el destino

de un cruce de calles adormecido;

intimamos sobre lo que no es del otro

por que ya, definitivamente , es sólo nuestro.

Te abrace sin estrechar tu pecho,

y mis manos supieron de las tuyas

en los dedos que no se entrelazan

y, sin embargo, no callan el deseo.

Descubrimos que no importa nada,

cuando la dicha te nombra,

-aunque no exista el mañana-

y sientes que es el instante

para estar contigo a solas

y seguir contándonos versos.

jueves, 17 de abril de 2008

Me entrego a tus silencios

Me entrego a tus silencios,
y fijo mi atención, con deleite,
en la secuencia de tus párpados
cuando, tras fijar la tuya
en los míos, se cierran.
Ese brevísimo y fugaz instante
torna, una y otra vez, a disiparse,

pero, entre tanto y tanto,
logro mantener los míos abiertos
- y tú no lo sabes-
pero me quedo prendido
en tu boca que se entreabre.

miércoles, 16 de abril de 2008

Así de desnuda y sencilla es tu mirada

Así de desnuda y sencilla es tu mirada,
que ruboriza y apabulla la mía
que la contiene,
que la dispone,
que la embelesa,
que la supone,
que la calma,
que la seduce.
Así de desnuda y sencilla es tu mirada

martes, 15 de abril de 2008

Me pierdo del vasto mundo

Me pierdo del vasto mundo
en el sencillo nombre que te digo.
Porque cerré la puerta,
y dejé mis miedos tras ella.
Buscándote me perdí,
con sólo aquel nombre
para encontrarte.
Logré hacerlo,
de la manera más sencilla:
no alce la voz,
sencillamente musité
las tres sílabas que lo forman.

lunes, 14 de abril de 2008

No tengo solución

No tengo solución,
a corto plazo,
así que decide
si te quedas
a mi lado.
Tal vez no sea
un buen presagio
que tu mirada
se lance calle abajo.
Aún así,
no tengo solución,
yo diría,
ni a a largo plazo.
Sólo sé, que pronuncio
tu nombre en cualquier
momento del día
o de la noche.
Lo sé porque no duermo,
y cuando amanece
lo sigo pronunciando.

domingo, 13 de abril de 2008

No hago espera

No hago espera,
si no es contemplando
la lluvia que me moja.
Los zapatos achican
el agua que, a cada paso,
sale de ellos,
se asoma,
se extiende
siguiendo tu rastro.

sábado, 12 de abril de 2008

Me tomas como el cuaderno

Me tomas como el cuaderno,
entre las palmas de las manos,
y así revierte el abrigo
que me calienta en este letargo.
Deje de ser tu libro,
tu lectura, tus letras,
y me olvidaste
en el anaquel
de los libros olvidados.

viernes, 11 de abril de 2008

Abrimos la certeza en dos mitades. ( Las caricias )

Abrimos la certeza en dos mitades:
tu tacto en el mio,
mi tacto en el tuyo.
Transcurren en la contemplación
de lo más íntimo y exclusivo.
las caricias trémulas, soliviantadas,
libertarias en el desvarío,
nos devoran por dentro
para saborearnos por fuera.

No existe el tiempo,
en el roce que agiganta
como poderoso influjo
el festín de los sentidos.

jueves, 10 de abril de 2008

Leo sobre el fúlgido presente de tus ojos.( Las ansías )

Tu voz se hace más fresca y compartida, a medida que te das en los poemas. Tu intimidad, ejerce la transparencia en los versos que te hacen próximo, cercano, familiar. Sin embargo, rehuyes el gozo de embadurnarnos de ti y con nosotros. Prefieres ajustarte las gafas negras y mantener el rock en tu frente.

Nosotros, desde el espacio que nos ha unido en La Poesía, como a ti, sabemos que eres más que eso. Gracias por modular tu voz , y ofrecérnosla. Sabemos lo que para ti supone. Y ello nos cubre de gozo.

Mi Amigo y Poeta Martín Lucía, se despidió temprano y lo echamos de menos...


Leo sobre el fúlgido presente de tus ojos,

la voz rotunda de este paisaje que, por ti,
se nubla como intuición y pálpito desenfrenado.
No quiero calmar la astilla en flor que socava
y, a la par, goza de este impenitente hecho
que genera, en el deleite, el barrunto venidero.
Hay un espacio que se agiganta y redobla la espera,
por este volver a revolver el atuendo de tu piel.
Pierdo en tu búsqueda, el anonimato
de esta inasible y descarnada emoción
que alarga mis dedos sobre el umbral de tu sombra,
incendiando el camino que me abraza a tu cuerpo.




Astilla en flor. Idea y concepto poético original deL Poeta Martín Lucía.

miércoles, 9 de abril de 2008

Humedezco, sobre la breve extensión. ( El fuego )

Dejas sobre el abrazo, ese aroma tan tuyo que me reconforta...

Así. De esta manera. Con ese aire ceñido al bello y ovalado rostro, vienes a mí. Recogido entre suaves rizos, que se apelmazan sobre tu cabeza redonda y proporcionada. Facciones suaves y menudas, completan esta breve descripción.
Mi Amigo y Poeta Lorenzo Ortega Belchiz, fue espíritu compartido por todos en el Recital. Pero yo me quedo con ese henchido orgullo sin presuntuosidad, que denota el espíritu libertario que posee. Además, aún me alegra más, saber que inicia un nuevo camino de creación en su obra poética...


Humedezco, sobre la breve extensión
de la comisura de tus suaves labios,
el dedo que, mojado y untuoso,
se anima a deslizarse sobre ti.
Rastro ensalivado que impregna
cuanto es capaz de palpar y saborear:
como herramientas ancestrales,
ascienden, descienden, rozan,
aplastan, abrevian, insisten,
continúan, consienten, disponen
una incandescente senda de fuego,
que nos incendia de arriba abajo.


herramientas ancestrales. Idea y concepto poético original del Poeta Lorenzo Ortega Belchiz.

martes, 8 de abril de 2008

Contemplo sobre la linde más hermosa. ( los deseos )

Deseando que vuestro Ser Poético, estuviera conmigo en el espacio escénico del Recital de Poesía erótica, del pasado domingo 6 de abril, incluí en los preámbulos que daban paso a cada uno de los apartados, en los que se vertebró aquél, retazos de vuestra obra.

Quise que fueran como una especie de guiños. Una subliminal complicidad para con "ustedes". Conspiración Poética en el oficio de sabernos partícipes del otro. Me sentí muy dichoso de veros ascender por las escaleras y enfrentaros a vuestro poema y al público que atendía con interés.

Hoy os lo entrego. Ya no es mío. Es nuestro. Pues de mis labios parten los versos que os nombran...


Contemplo sobre la linde más hermosa,
la verdad de tu entorno más circundante y abierto,
que abre el pecho para cabalgar en tus deseos.
Irrumpes con fuerza incontrolada, loca, vivaz,
procelosa, espiral de los no tiempos.
Arrastras las desmedidas intenciones de abarcar
amor, esperanza y ejercicio de aliento, en un solo
y sumiso golpe a la indefinible estancia del hecho
que provoca sentirnos convulsos y dulcemente fieros

no tiempos. Idea y concepto poético original de la Poetisa Saray Pavón Márquez.

lunes, 7 de abril de 2008

Puedo tocar tu boca

Me reconocí en vosotros, jóvenes Poetas y Poetisa. En la contenida emoción de abrazaros y besaros cuando, tras la celebración de La Palabra que entregamos, las nerviosas sonrisas volaban entre nosotros como pájaros.

Ahora que el día declina su fortaleza, tras el hallazgo sobrevenido, la espléndida luz y el arrobamiento de La Poesía, asiento el regusto de la felicidad compartida.

Gracias.

Puedo tocar tu boca,
apenas hablas,
apenas nombras.

Mis ojos la siguen
por que no queda otra
que acabe en mi boca.

Puedo tocar tu boca,
por que me arrastras,
por que me asombras.
Mis ojos no evitan
por que se inundan
de cuánto callas.

sábado, 5 de abril de 2008

La escritura

... la escritura revierte en ese pozo que la creación anega o ahonda. Existen periodos en los que la propia existencia jalonada por diferentes sucesos de naturaleza diversa nos aleja de ese estado en el que la creación se mantiene aletargada esperando la más mínima oportunidad para satisfacer sus deseos.Otros, sin embargo, son vanos e inútiles intentos. Quedamos en la consciente desazón al inasir esa idea que ronda los pensamientos, o que de golpe y porrazo aparece sorprendiéndonos a raíz de una mirada, una contemplación, una visión, una sensación, un destello de singularidad que se adhiere al acervo del que intimamente partimos para escribir.

viernes, 4 de abril de 2008

No hay lugar en la memoria

No hay lugar en la memoria
en la que no resida tu voz.
Resuena como un eco sordo,
mantenido en vilo y presente.
Me acompaña, sin pedírselo,
en el trabajo, en el balcón,

enla cocina, en el supermercado...
No es lo mismo que su timbre
sea nítido en mi cuello,
que de golpe me alegre
e inmediatamente sucumba.
Era sólo una imagen,
ya no estás.
Ya no somos.

jueves, 3 de abril de 2008

miércoles, 2 de abril de 2008

En el insondable y ausente fondo marino

En el estrecho margen de 14 km que separan dos continentes, África y Europa, seres humanos inician diariamente la odisea dramática de sufrir el embate del mar para cubrirlos. En ese envite la vida es un hilo de seda. Deseo hacerlo brillar mediante este poema que habla de ellos, los que nadie recuerda, por que nunca llegaron...


En el insondable y ausente fondo marino,
la lágrima olvidada se escancia
en la fiesta de los desconocidos,
sobre copas encendidas de hastío.
Bailan en las corrientes turbias
agarrados a la cintura de la esperanza
que les sugiere y, la par, rechaza.
Brillo apagado, fulgor intenso,
la oscuridad latente en hueco inmenso,
del vasto mar en multitud de ecos,
que flotan invisibles en el oscuro secreto.
Nadie nombra a los sin sombra,
en la piedad que alfombra la distancia rota
de atardeceres arrebolados de sangre y luto.
Ningún sol, ninguna luna alumbra su locura,
si, acaso, la voz del tiempo en vuelto en pasado
para aquellos que nunca arribaron.
Almas dispensadas de frío eterno
que deambulan descalzas y sin recuerdos,
laceradas en las asesinas fronteras,
jirones sedientos de espera.

martes, 1 de abril de 2008

Halo invisible que surca

Halo invisible que surca
el aire en la tarde incierta,
bajo los párpados del sol
y entre las suaves hojas.
Desciende la tonalidad
en el arrebol presagiado,
que dibuja en el cielo
el color sublime del fanal.

Y mientras, trato de retener
en la pupila este suceso
de encantador aplomo y gesto,
los gorriones, ladronzuelos felices,
picotean las migas del suelo.