viernes, 18 de abril de 2008

La jacaranda mece la paz nocturna

... gracias por hacer de los silencios, un hermoso tránsito a la generosa inmensidad de tu alma, y por generar un universo único en mi pecho...

... y quise escribir y amar más que nunca...


La jacaranda mece la paz nocturna,


enhiesta, arraiga, insomne.

Su estampa troquela la prestancia

de este hecho continuo que en tí

renace, pues viene de otro tiempo,

que en el presente también es nuestro.

Repetimos el suceso que otros ya fueron,

y la línea prosigue inalterable hacia

aquellos que serán como fuimos:

un fogonazo delator del próximo momento.

La ardiente palabra arrulla el destino

de un cruce de calles adormecido;

intimamos sobre lo que no es del otro

por que ya, definitivamente , es sólo nuestro.

Te abrace sin estrechar tu pecho,

y mis manos supieron de las tuyas

en los dedos que no se entrelazan

y, sin embargo, no callan el deseo.

Descubrimos que no importa nada,

cuando la dicha te nombra,

-aunque no exista el mañana-

y sientes que es el instante

para estar contigo a solas

y seguir contándonos versos.

5 comentarios:

Saray Pavón Márquez. dijo...

La jacaranda se siente dichosa
de estar entre calles de poetas
y contemplar a otros nuevos
que nacen cerca de ella.

Un superbeRso.

Pedro Luis Ibáñez Lérida. Sevilla. dijo...

... como una travesía encendida, un rastro luminoso...

Eres increíble.

reVERberantes BErSOS

Pedro Luis Ibáñez Lérida.

inma dijo...

Paz y ternura, contempla la jacaranda esta noche...

Pedro Luis Ibáñez Lérida. Sevilla. dijo...

Por siempre quedará el cruce de caminos que hace el encuentro entre seres humanos abiertos a la dicha y a la belleza como tú.

Gracias Inma por estar ahí.

Un beso de vida.

Hemos cambiado la ubicación de nuestro cuaderno poético. Ya te indicaré la dirección para que estemos en contacto y nos visites.

El próximo día 23 de abril, a partir de las 18 horas, organizamos en colaboración con el gremio de libreros y el Ayuntamiento de Sevilla, una lectura pública en el Centro Cívico de La Buhaira. Anímate e invita a otras personas a que se sumen a honrar a nuestros queridos libros. ¡¡ Te esperamos!!

Pedro Luis Ibáñez Lérida.

19 de abril de 2008 20:44

malicia blues dijo...

Pedro Luis:
Me tomé la libertad de publicar este poema en mi blog EL BUEN JARDIN. El jacarandá florece de versos azules.
Su semilla brota del fondo el mar
http://elbuenjardin.blogspot.com