viernes, 11 de abril de 2008

Abrimos la certeza en dos mitades. ( Las caricias )

Abrimos la certeza en dos mitades:
tu tacto en el mio,
mi tacto en el tuyo.
Transcurren en la contemplación
de lo más íntimo y exclusivo.
las caricias trémulas, soliviantadas,
libertarias en el desvarío,
nos devoran por dentro
para saborearnos por fuera.

No existe el tiempo,
en el roce que agiganta
como poderoso influjo
el festín de los sentidos.

2 comentarios:

Saray Pavón Márquez. dijo...

Hicísteis un trabajo precioso. Cada apartado tiene su magia :)

BeRsos!

Pedro Luis Ibáñez Lérida. Sevilla. dijo...

Es un encanto saberos transversalmente, en diagonal, al bies, mediatriz que nos atraviesa de punta a punta para abrirnos y sembrar
la semilla de vuestranuestra Poesía.

... el reflejo del río se hizo beso en tus labios.

Eres increíble.

Pedro Luís Ibáñez Lérida.