lunes, 14 de abril de 2008

No tengo solución

No tengo solución,
a corto plazo,
así que decide
si te quedas
a mi lado.
Tal vez no sea
un buen presagio
que tu mirada
se lance calle abajo.
Aún así,
no tengo solución,
yo diría,
ni a a largo plazo.
Sólo sé, que pronuncio
tu nombre en cualquier
momento del día
o de la noche.
Lo sé porque no duermo,
y cuando amanece
lo sigo pronunciando.

2 comentarios:

Saray Pavón Márquez. dijo...

No quieras solución
sin ella late
tu mirada.


Precioso tu poema. Me encanta(s).

Un superbeRso :)

Pedro Luis Ibáñez Lérida. Sevilla. dijo...

Tienes un entrañable corazón... de corazón.

Eres increible.

reBErSOS reVEStidOS de ti.


Pedro Luis Ibáñez Lérida.