miércoles, 3 de septiembre de 2008

Hay un enigma antiguo y dormido























Hay un enigma antiguo y dormido
que, en contadas ocasiones, despierta
y presencia el silente tajo
en la madera del paciente árbol.
Entonces, perseveramos el dolor
en aquel que nos procura
un tronco común y, sin embargo,
continuamos talando el olvido.



Connected to the Stars. 1923
Paul Klee.

3 comentarios:

Sacra dijo...

Pero el olvido se resiste en la huída porque sin él sería imposible saber nuestros nombres.
Un abrazo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

El olvido siempre se tala y se masacra. Porque es mejor olvidar, aunque nos llevemos lo bueno para alante,pero lo malo también se cae del andamio.
Saludos

dulce dijo...

A veces, y esa es la magia de la poesía, siento tus palabras Pedro, como mías, como salidas de mi dolor y de mi deseo de ocultarlo del sol para dergustarlo en las obscuras sombras de mi soledad...
Un enorme abrazo.