jueves, 1 de mayo de 2008

Hálito que se halla

Hálito que se halla
en la raíz de tu boca,
para desenterrar el aroma
que en tus labios sobra.

Y de esa manera, sencilla
y dulcemente hermosa,
acabo en tu mirada
que desnuda mi alma
feliz y gozosa.

3 comentarios:

Saray Pavón Márquez. dijo...

¿6 de mayo y aún no has actualizado tu blog? Te estás volviendo Martín jajaja (desde el cariño claro :P)

Pedro Luis Ibáñez Lérida. Sevilla. dijo...

He estado tan inmerso en cuánto hemos vivido estos días, que aún escribiendo no he tenido el sosiego de poder incluirlos en el Cuaderno.

Gracias por estar ahí.

Eres increíble.

Vestido en tus BErSOS.

Pedro luis Ibáñez Lérida.

dulce dijo...

Bonito, sencillo. Amo la sencillez. La belleza radica ahí, donde se desnuda un aliento y se descubre una mirada.
Saludos.