miércoles, 21 de mayo de 2008

No quiero desentenderme


No quiero desentenderme
de cuánto de ti trasciende,
por que irrigas la memoria,
la excavas, la remueves,
la labras, la extiendes,
la abrazas, la proteges,
la untas, la lames,
la aproximas, la diviertes,
la colocas, la entiendes
la pintas, la dibujas,
la esculpes, la conviertes.

No quiero desentenderme
de cuánto de ti trasciende,

por que en tu animoso regazo
me siento feliz y ausente.



Improvisación. 1913
Wassiily Kandisnky.

6 comentarios:

loca_poetisa dijo...

Siempre son tan hermosos tus cometidos... Se perciben tan amplios y necesarios para cualquier ser con alma (o incluso desalmado)...

No te desentiendas, no. Pues qué quedaría en ese regazo detrás de ti y de tu ausencia. ¡Qué gran hueco en vano almacenado!

- me ha encantado :o) -

Besos

Pedro Luis Ibáñez Lérida. Sevilla. dijo...

... vienes a aposentar tu habitat en este lugar abierto a la plenitud de la belleza. Con la tuya enriquecemos su cielo que se abre sobre nuestras cabeza con una sonrisa de alegría y complicidad.

Gracias, Eva, por dejar tu rastro. El hilo brillante y plateado que indica tu camino.

Un beso de vida.¡¡ Sé feliz !!

Pedro Luis Ibáñez Lérida.

Saray Pavón Márquez. dijo...

Gracias a ti por haberme inspirado. La Jacaranda ya tiene tu nombre grabado. Sin un rasguño, porque lo tiene dentro de ella :)

Un berso de vida ^^

Pedro Luis Ibáñez Lérida. Sevilla. dijo...

... por que nunca se dispondrá, más y mejor que contigo, la savia del árbol que contiene mi nombre.

Gracias a ti por propiciar todos y cad uno de los insomnios compartidos y sentiDOS.

la Jacaranda se siente dichosa...

Gracias por estar ahí.

BErSOS enreVErSADOS.

Pedro Luis Ibáñez Lérida.

profetabar dijo...

Luis, me gustó bastante este poema, es otra forma de decir te amo a la persona amada.

dulce dijo...

Qué sencillez y qué belleza...
Cuánta entrega sincera.