martes, 27 de mayo de 2008

Tu anhelo es un prodigio de amor


Tu anhelo es un prodigio de amor,
y es así, porque tus manos existen,

se hacen incesantes, determinantes
en cauterizar la herida que arrastro.


Vienes dibujada de sed de lluvia

que empapa tu falda y tus mejillas.

Abrazo la frialdad y la calentura

si regreso de tus hombros al talle.


La verdad se halla en el rostro
que tantas veces quise conmigo.
Reclino mi cabeza en tu pecho

y el mundo se queda en silencio.

He llegado tarde desde siempre

a la sospecha de mí mismo.
El agua fresca en tus cabellos
se reconoce sin acariciarlos.


Paisaje con mariposas. 1956.
Salvador Dalí.

4 comentarios:

Tal vez, Quizás... dijo...

La sed de pasiones y sentimientos, es dificil de saciar, a veces, esas pasiones, sentimientos, rarezas, pensamientos, ideas vagas o chaladuras, casi nos consumen hasta el punto de la deshidratación, cierto.
Pero... siempre habrá una gota de lluvia o una lágrima propia o ajena, que nos haga mas fácil el camino, dandonos el frescor mas puro o la inspiración mas sedienta.

Un placer visitar tus "letras".

Luis Miguel dijo...

El día ha sido cansado, y en estos cinco minutos que hoy tengo para serenar el alma, decido visitar el blog de un gran poeta y amigo; y allí encuentro un poema de amor de los que decarga mis tensiones, me hacen mirar hacia dentro y volver a encontrar algunos sentimientos que creía olvidados.

"Tal vez, quizás" bien lo dice: un placer visitar tus letras.

Pedro Luis Ibáñez Lérida. Sevilla. dijo...

... gracias, Tal vez, quizás, por traspasar el umbral de este lugar abierto, sin lindes ni vallas que lo rodeen. Es un territorio enriquecido por quiénes lo visitáis y dejáis vuestro rastro. No dudes en quedarte, si te apetece, todo el tiempo que lo desees. En la cocina hay un humeante café esperándote o lo que gustes. El suelo te permitirá andar descalza y sentir las pisadas propias y ajenas...

Nos encontraremos en el camino de ida y vuelta entre nuestros Cuadernos.

Un saludo afectuoso de paz, poesía y libertad.

Pedro Luis Ibáñez Lérida.

Pedro Luis Ibáñez Lérida. Sevilla. dijo...

... gracias Luis Miguel por corresponderme con tu visita y ese halo mágico que se denota en lo que me ofreces. Es un placer saberte reconfortado por mis palabras, que ya sabes que son tuyas, nuestras.

La Poesía es un lugar de encuentro, La Palabra Entregada, es más hermosa si germina en el recóndito espíritu de los demás que la hacen suya...

Nos vemos siempre "En la mirada del hombre" que ofrece "Perlas de Lluvia".

Me llena de gozo saberte ahí, Hermano Poeta.

Debemos resarcirnos con una espumosa cerveza bajo el sol del mediodía... hay que propiciar un Encuentro...

Un saludo afectuoso de paz, poesía y libertad.