lunes, 12 de mayo de 2008

La noche extingue y cesa la palabra hueca -balcones con bicicletas-

Reposan en el anaquel de la memoria, quienes en el proceloso mundo de la existencia comparten el espacio vital que se hace encuentro, dicha y esperanza, de un solo golpe. Gracias a Saray, Lola, Enrique, Paco por encender instantes de la nada. Creando mundos, universos en el pecho, aproximaciones sin distancias...

Y a Fran Nuño, este poema que el mismo provocó en su génesis. Las bicicletas también vuelan. De hecho, nosotros las vimos posarse en un balcón de San Julián. Presto, raudo y veloz acudes con elegancia y verbigracia al territorio amigo que tú colonizaste para todos. Gracias Amigo.

La noche extingue y cesa la palabra hueca;

compartimos la deliciosa amistad paseando,
escuchando nuestros sonoros pasos que se alejan,

atisbando el delirante centelleo que produce la farola
sobre los adoquines mojados, los charcos y las piedras.
En el acompasado silencio de las penumbrosas callejas
hay un vestigio de adorables y serenas esencias
:
la inquietud se sosiega, se hace paciente, se doblega,
no hay nada que no venza esta noche de amistad,
de silencios compartidos, de balcones con bicicletas.

Candle Power.
Rob Gonsalves. Toronto (Canada). 1954.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muchas gracias, Amigo:

Inolvidable esta Feria. Quedará en nuestros recuerdos como: NUESTRA FERIA.

Han sido días repletos de emociones, amistad, cordialidad, compañerismo...

Ayer, en el magnífico acto de la Madeja estuviste con nosotros, eso lo sabemos todos.

Un fuerte abrazo para ti y para todos nuestros compañeros de la palabra: ellos saben quiénes son.

Fran

Saray Pavón Márquez. dijo...

Creo que ha sido una feria mágica. Espero que todas sean, cuanto menos, así. Aunque tengo la sensación de que pueden ir ganando intensidad :)

Todos y cada uno de estos momentos me los guardo en una cajita, por si los necesito en un día sin Sol.

BeRsos de vida! :)

Pedro Luis Ibáñez Lérida. Sevilla. dijo...

... en el ritual de Amistad y de La Palabra Poética, Nuestra Palabra.
Sois oferentes del entusiasmo y de la vida, esa que cabe en un libro de poemas. El que vais editando en cada encuentro...

Os quiero, de corazón.

Pedro Luis Ibáñez Lérida.